Portada Página anterior
Notas Monetarias - No. - Año
Modelos estructurales en América Latina

MODELOS ESTRUCTURALES DE PRONÓSTICOS DE INFLACIÓN EN LATINOAMÉRICA

 

 

Oscar Gustavo Solis Lemus *

 

            Los modelos estructurales de pronósticos de inflación son una pieza clave para la toma de decisiones en bancos centrales que adoptan un esquema de política monetaria conocido como Inflation Targeting (Metas de Inflación).  Dicho esquema de política está sustentado en desarrollos teóricos que indican que la mejor contribución que un banco central puede aportar para el crecimiento sostenido de la actividad económica de un país es mantener una baja inflación.    En un esquema de Inflation Targeting, la autoridad monetaria se compromete a utilizar sus instrumentos de política (operaciones de mercado abierto, encaje legal, tasa de redescuento) para que la tasa de inflación de la economía se sitúe dentro de un rango (meta) predeterminado.

 

            En tal sentido, los modelos están estructurados de tal manera que puedan pronosticar la inflación basados en el comportamiento actual y esperado de diversas variables que están relacionadas con la inflación, tales como la inflación externa, el tipo de cambio, las tasas de interés doméstica e internacional, y el producto interno del país, entre otras.   La presente publicación tiene como objetivo describir los diferentes modelos de pronóstico de inflación elaborados por diversos bancos centrales, enumerando sus similitudes y diferencias. 

 

A.                 ECUACIONES BÁSICAS QUE INTEGRAN UN MODELO MACROECONÓMICO ESTRUCTURAL EN LATINOAMÉRICA

 

            Los modelos estructurales de pronósticos de inflación desarrollados en los bancos centrales tienen ciertas similitudes y diferencias.  La principal semejanza de los mismos consiste en que su estructura obedece a un esquema de pensamiento neokeynesiano, en el cual la interacción de las variables del sistema económico se representa principalmente por medio de cuatro ecuaciones básicas: 1) la Curva de Phillips; 2) la Curva de Demanda Agregada o IS; 3) la Regla de Política o Regla de Taylor; y, 4) la Paridad no Cubierta del Tipo de Cambio Real.   Por su parte, las principales diferencias entre los modelos estructurales de pronóstico de los bancos centrales consisten en la forma en que se especifican las ecuaciones mencionadas, y en otras ecuaciones complementarias que se adicionan al modelo.    A continuación se presenta una breve descripción teórica de las cuatro ecuaciones base de los modelos macroeconómicos estructurales.

 

            1. CURVA DE PHILLIPS

            La versión original de la Curva de Phillips desarrollada por W. H. Phillips en 1958, consistía en la relación inversa que existe entre la variación de los salarios nominales y la tasa de desempleo para el Reino Unido.  Sin embargo, poco después de su creación, la Curva de Phillips fue sujeta a diversas modificaciones.  En 1960 Samuelson introdujo modificaciones a dicha relación, sustituyendo la variación de los salarios nominales por la variación en los precios (la inflación), partiendo del supuesto de que los precios se fijan en función de un margen constante sobre el costo unitario laboral. De esta manera la Curva de Phillips se convirtió en una relación inversa entre la inflación y el desempleo.  Por consiguiente, a partir de la pendiente de la curva de Phillips se podrían derivar los niveles de desempleo compatibles con una determinada meta de inflación.

 

            Posteriormente, Okun (1962), quien determinó la relación inversa que existe entre el desempleo y el producto, sustituye el desempleo por la brecha del producto (output gap).  La brecha del producto (output gap) se define como la brecha entre los niveles de producto observado y el potencial, que es el nivel de producto consistente con una tasa estable de inflación, dado el stock de capital productivo.  Por lo tanto, la Curva de Phillips se ha convertido en una relación directa entre la inflación y la brecha del producto.  La formulación más común implica que la tasa de inflación será estable cuando el nivel de producto observado sea igual que el potencial. En este sentido, una brecha del producto positiva es indicador de presiones de demanda, es decir que el producto es mayor que el potencial  y una señal para que las autoridades monetarias adopten las medidas de política necesarias para atenuar las presiones inflacionarias.  Por el contrario, si el producto se encuentra por debajo del potencial, hay una brecha del producto negativa, en un contexto de baja inflación:  las autoridades monetarias podrían reducir las tasas de interés para que el nivel del producto pueda alcanzar al potencial.

            En su formulación actual, la curva de Phillips ha probado ser una herramienta muy útil en el proceso de toma de decisiones, ya que existe considerable evidencia empírica, en un gran número de países, de que la brecha del producto es un determinante importante del nivel de precios. 

 

            2. CURVA DE DEMANDA AGREGADA (IS)

            La curva de demanda agregada o IS como es comúnmente conocida, se refiere a la relación inversa entre la tasa de interés y la producción interna (o la brecha del producto), tal que la combinación de dichas variables a lo largo de la IS representan puntos de equilibrio en los mercados de bienes.  Por consiguiente, a mayor tasa de interés, habrá una menor inversión, y por lo tanto, existirá un menor producto, y una menor brecha del mismo con respecto al producto potencial. 

            La brecha del producto  puede depender además de otras variables, en particular de variables externas, tales como términos de intercambio y tasas de interés externas.  Cabe indicar que al contener como variable dependiente la tasa de interés nominal (y en algunas especificaciones la tasa de interés real), la ecuación de demanda agregada describe el mecanismo de transmisión de la política monetaria hacia el producto.  Adicionalmente, debido a que la brecha del producto es una variable explicativa dentro de la Curva de Phillips, tal como se mencionó con anterioridad, la combinación de ambas curvas describe el mecanismo de transmisión de la política monetaria (la cual se refleja en variaciones a la tasa de interés) hacia la inflación.  Dicho mecanismo consiste en el impacto y el rezago con el cual la política monetaria influye en el nivel de precios.

 

            3. REGLA DE POLÍTICA O DE TAYLOR

            Taylor (1993) propuso a las autoridades monetarias una regla de política que contribuya a estabilizar la producción real y a controlar los precios.  Su regla de política consiste en una ecuación que establece una relación positiva entre la tasa de interés nominal de política,  la producción real y la tasa de inflación.   En efecto, cuando la producción real y la tasa de inflación exceden su nivel meta, la autoridad monetaria debe incrementar la tasa de interés nominal de política con el objeto de reducir la demanda agregada. Por su parte, cuando la producción real y la tasa de inflación se encuentran por debajo de su nivel meta, la autoridad monetaria debe de reducir la tasa de interés nominal de política para aumentar la demanda agregada. 

            La regla de política asigna ponderaciones a las desviaciones de la tasa de inflación y de la producción real con respecto a sus valores meta, para determinar la respuesta de la tasa de interés nominal.

            En su artículo, Taylor (1993) encuentra inapropiado aumentar las tasas de interés para contrarrestar el aumento de los precios, si este último es temporal. Sin embargo, reconoce que dar prioridad a llevar a la producción real a su nivel de pleno empleo y no reaccionar para controlar los precios, significa desviarse de la regla de política.  Así, los shocks de oferta pueden poner en aprietos la estabilidad y la credibilidad de una regla de tasas de interés.

 

            4. PARIDAD NO CUBIERTA DEL TIPO DE CAMBIO REAL

            Para economías pequeñas y abiertas, el tipo de cambio es un precio relativo importante debido a la facilidad en la transmisión de sus movimientos hacia la inflación.    Una teoría comúnmente utilizada para determinar el tipo de cambio real es la paridad no cubierta de tasas de interés, de acuerdo a la cual el diferencial de tasa de interés debería de reflejar los movimientos futuros del tipo de cambio real.  Aun cuando existe evidencia empírica con resultados contradictorios respecto a esta teoría, la misma se incluye comúnmente dentro de las cuatro ecuaciones básicas de los modelos estructurales de pronóstico de inflación. 

 

B.     MODELOS ESTRUCTURALES DE PRONÓSTICOS DE INFLACIÓN EN LATINOAMÉRICA

En esta sección se describen las contrapartes empíricas a las cuatro ecuaciones básicas descritas en la sección anterior.  Dichas ecuaciones forman parte de los modelos estructurales de pronóstico de inflación construidas para los siguientes países: Brasil, Chile, Colombia, Perú, México y Venezuela.[1]  En todos los casos la brecha o gap se define como la desviación de la variable con respecto a su valor tendencial.  Este último se obtiene por medio de técnicas estadísticas, en la mayoría de casos por medio del filtro de Hodrick-Prescott.   Las variables se homogenizaron de manera que los símbolos representan las mismas variables en los diferentes modelos. 

 

1.            CURVA DE PHILLIPS

               Las diferentes versiones de la Curva de Phillips para los países mencionados, se describen en el Cuadro 1 a continuación: 

 

CUADRO 1

País

Curva de Phillips

BRASIL

CHILE

+ε2t

COLOMBIA

PERÚ

ε4t

MÉXICO

+ε5t

VENEZUELA

+ε6t

 

 

Donde:

:       Inflación en el periodo t.

yt:         Producto en el periodo t.

:       Producto potencial en el periodo t.

et:         Tipo de cambio nominal en el periodo t.

:      Inflación importada en el periodo t.

:       Variación anual del tipo de cambio real en el periodo t.

:    Inflación anual proveniente del grupo de alimentos en periodo t-1.

Zt:        Desviación del nivel de precios de su valor de largo plazo en el periodo t.  

:      Inflación subyacente mensual en el periodo t.

Δqt:      Variación del tipo de cambio real en el periodo t.

πet:       Inflación esperada en el periodo t.

 

 

            Como se observa en el Cuadro 1, las curvas de Phillips de estos países presentan similitudes tales como incluir una variable que represente el tipo de cambio nominal,  real o su variación, una variable que represente el producto o su variación respecto a un nivel potencial y algún rezago y/o adelanto de la inflación nacional o extranjera. 

 

            No obstante, estos países han adaptado dicha curva a sus características particulares y al enfoque teórico necesario para que funcione de mejor manera el modelo.   En tal sentido, las ecuaciones de Brasil y México son backward looking, en tanto las ecuaciones de Chile, Colombia, Perú y Venezuela son forward looking.  A las ecuaciones de Chile, Perú y Venezuela se les impone verticalidad  debido a la neutralidad del dinero en el largo plazo. En la curva de Colombia se incluye una variable que representa la inflación proveniente de alimentos y  en el caso de la curva de Perú se incluye la inflación proveniente de productos importados.  Dichas adaptaciones tienen como objetivo el capturar de una mejor manera el comportamiento y las características de cada economía.

 

2.            ECUACIÓN DE DEMANDA

            La ecuación de demanda en sus diferentes versiones para los países mencionados, se describen a continuación en el Cuadro 2:

 

 

CUADRO 2

 

País

Ecuación de Demanda

BRASIL

CHILE

COLOMBIA

PERÚ

MÉXICO

VENEZUELA

 

 

En donde:

yt:                    Producto en el periodo t.

                    Producto potencial en el periodo t.

rt:                     Tasa de interés real en el periodo t.

:                  Déficit fiscal en el periodo t.

:                 Primera diferencia del tipo de cambio real en el periodo t.

rt:                     Tasa de interés real de corto plazo en el periodo t. 

                    Nivel neutral de tasa de interés real de corto plazo en el periodo t

Rt:                    Tasa de interés real de largo plazo en el periodo t.

                   Nivel neutral de la tasa de interés real de largo plazo en el periodo t.

qt:                    Tipo de cambio real en el periodo t.

:            Brecha de los términos de intercambio en el periodo t.

:                Brecha de la tasa de interés real interbancaria de corto plazo en el periodo t.

:          Brecha de la tasa de interés de largo plazo por los préstamos en dólares en el

                        periodo t.

:                 Brecha del tipo de cambio real en el periodo t. 

                  Producto de EE.UU. en el periodo t.

ifist :                Impulso fiscal en el periodo t.

:                  Producto potencial de EE.UU. en el periodo t

Δqt:                  Desviación del tipo de cambio real respecto a su tendencia en el periodo t.

gt:                    Gasto publico desestacionalizado en el periodo t

Xt:                    Vector de variables que pretende capturar la riqueza petrolera en el periodo t. 

           

 

            De igual manera que en el caso anterior las ecuaciones de demanda de estos países presentan similitudes tales como incluir una variable que represente la brecha del producto respecto a su nivel potencial y una variable que representa a las tasas de interés reales. Otra de las similitudes también se encuentra que todas las ecuaciones son backward looking con la única excepción de la ecuación de Venezuela la cual es forward looking. 

 

            Por su parte, dentro de las diferencia podemos encontrar que Brasil incluye en su especificación de la curva una variable que representa el déficit fiscal.  Asimismo, Brasil y México incluyen la primera diferencia del tipo de cambio real.               Por otra parte, Chile incluye como variables relevantes las desviaciones de las tasas de interés de corto y largo plazo, de su nivel neutral.  Perú incluye las brechas de la tasa de interés real de corto plazo en moneda nacional y la brecha de la tasa de interés de largo plazo en dólares de su nivel neutral.  México incluye la brecha del producto de EE.UU. como variable relevante.  Finalmente, Venezuela incluye el gasto público desestacionalizado y un vector de variables que representan la riqueza petrolera. 

 

3.      REGLA DE POLÍTICA O DE TAYLOR

            Existen muchas especificaciones de la regla de Taylor debido a que no todos los bancos centrales reaccionan a los mismos factores ni con la misma magnitud.  En tal sentido, se describen las reglas para los países estudiados a continuación en el Cuadro 3:

 

CUADRO 3

País

Regla de Taylor

BRASIL

No se especifica en este modelo.

CHILE

COLOMBIA

PERÚ

MÉXICO

VENEZUELA

 

 

En donde:

it:                     Tasa de interés de corto plazo en el periodo t.

               Inflación esperada en el periodo t+n

            Inflación objetivo en el periodo t.

:                   Tasa de interés real en su nivel neutral en el periodo t.

           

            Tal como se observa todas las reglas de Taylor son forward looking y reaccionan ante un objetivo de inflación y ante movimientos en la brecha del producto.

 

4.            ECUACIÓN DE TIPO DE CAMBIO

            El pronóstico del tipo de cambio es materia de amplia discusión y con muy pocos acuerdos sobre la misma. En algunos casos la variable relevante es el tipo de cambio real y en algunos casos el nominal.  Esto se evidencia en las ecuaciones que presentan los países en su modelo estructural las cuales se describen a continuación en el cuadro 4. 

 

CUADRO 4

País

Ecuación de Tipo de Cambio

BRASIL

CHILE

+ ε2t

COLOMBIA

+ ε3t

PERÚ

MÉXICO

4t

VENEZUELA

+ ε5t

 

 

En donde:

et:                    Tipo de cambio nominal en el periodo t.

qt:                    Tipo de cambio real en el periodo t.

:                 Expectativas del tipo de cambio real en el periodo t

                Brecha del tipo de cambio en el periodo t.

               Tipo de cambio de equilibrio en el periodo t.

ρt:                    Premio por riesgo en el periodo t.

r*t:                   Tasa real de interés externa en el periodo t.

               Inflación del IPC de EUA en el periodo t.

                   Inflación domestica en el periodo t. 

 

 

         En el modelo propuesto para Brasil el tipo de cambio es modelado asumiendo que sigue un comportamiento de caminata aleatoria.  En los casos de Chile, Colombia y Venezuela el tipo de cambio real está dado por la paridad de tasas de interés, incluyendo una prima por riesgo (ρ).  En el caso de México el tipo de cambio real está explicado principalmente por las brechas entre tasas de interés domésticas y extranjeras (principalmente de EE.UU.) y los rezagos del mismo.  En el caso de Perú se utiliza la brecha del tipo de cambio, la cual es la diferencia entre el tipo de cambio real y su valor de largo plazo.


 

BIBLIOGRAFÍA.

 

BANCO DE CHILE (2003) Modelos Macroeconómicos y Proyecciones del Banco Central de Chile.

 

BLANCO, E., ARREAZA, A. y DORTA, MIGUEL (2003) A Small Scale Macroeconomic Model for Venezuela. Serie Documentos de Trabajo No. 43. Banco Central de Venezuela.

 

BANCO DE MEXICO (2004) Macroeconomics Model and Simulation with Monetary Rules.

 

Gómez, J. y Julio, J. (2000) Transmission Mechanisms and Inflation Targeting: The Case of Colombia´s Disinflation.

 

FREITAS, P. y MUINHOS, K. (2001) A Simple Model for Inflation Targeting in Brazil. Working Paper Series No. 18. Banco Central do Brasil.

 

LUQUE, J. y VEGA, M. (2004)  Modelo Semi-estructural de Pequeña Escala: Algunas Consideraciones.  Estudios Económicos del  Banco Central de Perú.

 

CLAUS, I. (2000) Is the output gap a useful indicador of inflation ?  Discussion Paper Series No. 2000/05.  Reserve Bank of New Zeland.

 

 

 


 

*           Analista IV del Departamento de Investigaciones Económicas.

 

1              Para el caso de Brasil, un mayor detalle se encuentra en Freita y Muinhos (2001).  Para el caso de Chile, revisar Banco Central de Chile (2003).  Para el caso de Colombia, revisar Gómez y Julio (2000).  Para el caso de Perú, el modelo se encuentra descrito en Vega y Lupe (2004).  Para el caso de México, las ecuaciones del modelo se encuentran descritas en Banco de México (2004).  Finalmente, para el caso de Venezuela, revisar Arreaza, Blanco y Dorta, (2003).

 

 

 



 

* El autor es entera y exclusivamente responsable por sus opiniones y, de consiguiente, éstas no reflejan la posición oficial del Banco de Guatemala, a menos de que ello se haga constar expresamente